Tertulia en el Colmao de la mano de Proyectería

El pasado miércoles 11 #MappingArt fue invitado por Proyectería a la inauguración de las Tertulias en el Colmao, charlas abiertas presenciales que se celebrarán aproximadamente cada quince días en el Colmao de San Andrés (Calle Párroco Domicio Cuadrado, 3  – detrás de San Andrés) y que se transmitirán por streaming en la medida en que las herramientas lo permitan y vía twitter con el hashtag #TertuliaColmao.

Chuchi Guerra

Chuchi Guerra

El tema elegido por Paco Villa fue la problemática de la difusión del arte  y de la cultura contemporánea en general en Valladolid; tema que fue ya comentado en nuestros #MeetingPoint y al que él dio especial importancia.

En efecto, coincidimos con él en la importancia de la buena difusión -y de hecho fue una de las razones de organizar #MappingArt-, la cuestión está en cómo se defina ésta. No sólo se trata de la comunicación en los medios tradicionales y los más contemporáneos, sino la cartelería y la visibilidad en la ciudad y a pie de calle, en la educación y hasta en la permisividad de las instituciones con respecto a las actividades culturales.

Para Paco es precisamente en el ámbito institucional donde nace la difusión: no sólo a un nivel educativo obvio, sino a nivel legal. La ciudad de Valladolid, como ya señaló alguno de los asistentes a #MappingArt, es la ciudad de las prohibiciones: no a la música, no al teatro, no a la publicidad en la calle… las dificultades que atraviesa la cultura de base en nuestra ciudad son evidentes. Si más allá de ello tenemos en cuenta las condiciones de precariedad por las que tiene que pasar… resulta casi imposible que salga adelante la cultura no auspiciada por el Ayuntamiento o algún otro organismo del estilo.

María defiende de manera acérrima la prensa escrita. La cuestión es si la cultura interesa a los lectores de la misma: ciertamente es un público potencialmente comprador, pero quizá interesa llegar, en primer lugar, a quien está ya de hecho interesado y que no alcanza a enterarse ni de eventos ni de acciones -muchos de ellos aún no conocen el LAVA y argumentan el “es que no me enteré”-. Por un lado hay una evidente mala gestión de los presupuestos destinados a la difusión cultural, y por otro la necesidad de espolear al público y acostumbrarle a normalizar la entrada en salas de exposiciones, por ejemplo. Para ello la realización de actividades paralelas o cercanas a las exposiciones no es banal, y eso supone una renovada inversión en cultura que no exige, seguramente, mucho gasto. Si bien es cierto que una presencia de la cultura mayor en la prensa escrita no estaría de más, claro está.

Es necesaria la presencia online tanto como lo es la presencia offline. Hay que conformar un perfil de la cultura vallisoletana contemporánea en la red, así como hay que lograr unificar a la comunidad cultural en los espacios y proyectos físicos. Sólo si continuamos con esta ola de efervescencia cultural que vivimos hoy, podremos construir algo que, en un futuro, sea realmente una potencia fuerte.

Si queréis disfrutar de la tertulia completa podéis hacerlo en ProyecTVería o en Youtube.

Gracias a Paco, en primer lugar, a Colectivo Laika en segundo y al Colmao en tercero por habernos permitido charlar como charlamos y contar con nosotras. Fue un orgullo y un placer. Gracias también a los que participasteis en el debate y a todo el público que acudió -proyecteros incluidos…-, así como al fotógrafo Chuchi Guerra. Consideramos que son muy necesarias estas actividades que generan comunidad, establecen evidentes sinergias en un plano horizontal y, además, son contenidos abiertos y disponibles en la red para cualquiera que desee consultarlos.

¡¡No os perdáis la próxima!! ¡¡Nosotras no lo haremos!!

Anuncios

Performances conclusivas: arte + poesía + música

Los viernes 15 y 22 de noviembre se desarrollaron sendas acciones performáticas en el seno de #MappingArt Valladolid. La idea de incluir este tipo de actividades en el proyecto parte de la escasa presencia que la performance tiene en nuestra ciudad. Si bien es cierto que, en relación con la Escuela de Arte Dramático y con el Festival de Teatro y Artes de Calle se está alimentando la expresión corporal y el lenguaje de la acción, no se conoce la acción como arte como tal.

Tan sólo conocemos el intento que realiza a este nivel el Colectivo Punto Rojo, así como el Proyecto recientemente realizado por el Museo Patio Herreriano: Proyecto Arte en Acción.

Pero si hay un colectivo que destaque por su concepción del arte como proceso práctico, ese es el Colectivo Elefante Rosa. Nacido en 2004 en Granada y extendido hoy a Valladolid y Madrid, investiga el acto poético desde la elaboración de talleres, un fanzine, una radio y la acción. Formado por Vanesa Calzada, Alma Aguado y Tarha Erena. Tres rosadas paquidermas.

María Nieto

María Nieto

La acción manifestaba la angustia y la rabia que nos atrapa a todos aquellos que vemos minusvalorado nuestro trabajo y que no podemos desarrollarlo como queremos por, entre otras cosas, la precariedad a la que nos vemos sometidos. Vanesa, vestida de azafata, nos acompañó en un vuelo que se regodeaba en una problemática social muy extendida: no somos valorados por lo que hacemos o sabemos, sino por los títulos que ostentamos. Al tiempo que recitaba y repetía “Soy una educadora de arte” como un mantra inalcanzable pero que, de hecho, ya es; nos iba lanzando frágiles aviones de papel realizados con los diferentes certificados de su carrera. De fondo, proyectados, esos mismos documentos que certifican la validez sobre el papel de Vanesa, que no podía disimular su emoción al realizar la performance.

A continuación, junto con Alma, ambas presentaron la nueva página web del colectivo y nos mostraron las diversas acciones que realizan. Además, todo el público tuvo la suerte de poder preguntarles cualquier duda y de conocer de cerca sus fanzines artesanales. De esta manera, continuamos generando comunidad y trazando lazos con otras disciplinas.

Además de disfrutar de la performance poética de Vanesa, pudimos ver las piezas desarrolladas en los talleres infantiles, que cubrían las paredes del LAVA confirmando el éxito de las sesiones de la #OperaciónPalomar infantil.

María Nieto

María Nieto

Finalmente, llegó el fin de #MappingArt y concluimos todas nuestras actividades con una nueva hibridación: la música y el arte juntos en una performance de música experimental de Olaf Svenson y Kanram Bhutta. “La Caja del Pánico” buscaba poner de manifiesto todo aquello que se esconde tras la muestra artística: esfuerzo, sudor y trabajo duro que no son visibles y no se hacen conscientes para el espectador. Detrás de grandes nombres se esconden personajes anónimos que hacen lo que el resto.

Junto a la banda sonora, se disfrutó de las creaciones de la #OperaciónPalomar de adultos, que convivió con la infantil en el culmen de nuestra instalación artística colaborativa. Muchos fueron partícipes de las manifestaciones plásticas que resultaron de los talleres organizados por María y Laura. Nuevas caras y estupendos creativos, sin duda.

María Nieto

María Nieto

Esa misma caja también contenía gran parte de nuestras demandas y expectativas. Queríamos y  queremos hacer visible todo el camino que hay tras un cuadro, una escultura, una fotografía… todas las comidas y sueldos que se esconden tras cada lienzo, todas las bocas que alimentan la sociedad y la enriquecen recibiendo a cambio menos de lo que merecen. Creemos que hemos conseguido aportar algo de todo esto. Pero aquí no hemos acabado. #MappingArt continúa…

Agradecemos a todos los que se han interesado y los que se han implicado con nosotros en este proceso su participación en un humilde mapeado que ha nacido de la nada y que demuestra que hay un camino y que la cartografía, efectivamente, nos empodera. Hemos tendido lazos, ahora estamos un poco más unidos. Repetimos: es sólo el comienzo.

::::GRACIAS::::

Segundo #MeetingPoint con tres ponentes de lujo

María Nieto

María Nieto

Podemos presumir de haber congregado a tres importantes agentes del arte contemporáneo en Valladolid en nuestro segundo #Meetingpoint. De izquierda a derecha: Javier Silva, Pedro Gallego y Julio Falagán. El primero, con un interesante y arriesgado proyecto galerístico que con poco más de un año ha logrado reconocimiento nacional forjado también a base de colaboraciones a nivel local y de artistas jóvenes. El segundo, director de La Gran, con otro importante proyecto que busca acercar el arte contemporáneo a los bolsillos interesados pero poco habituados a gastos estratosféricos. Por último, Falagán, un artista joven que conoce las dificultades que debe pasar el creador vallisoletano: reconocido a nivel local y nacional, con obra en importantes colecciones y con premios y becas en el extranjero que hacen de su obra algo aún más rico si cabe. Sin embargo, él no hace distinciones entre la llamada alta y la baja cultura, bebiendo de ambas tanto a nivel creativo como expositivo.

Tres proyectos artísticos por tanto, relevantes para #Mappingart, que busca a la institución tanto como a lo underground.

Como la vez anterior, el debate comenzó algo frío, con las presentaciones realizadas por María Nieto y Marta Álvarez. Sin embargo, poco a poco se fue calentando y el público intervino sin cesar. Tanto que, como en la otra ocasión, cuando tuvimos que echar el cierre, muchos se quedaron con la palabra en la boca… a todos ellos les damos las gracias por hacer más vivo y más real este #meetingpoint, que sólo con dichas intervenciones tiene sentido.

Lutton Gant

Lutton Gant

La sesión comenzó con un vídeo propuesto por Pedro Gallego de la modelo Adriana Abascal que habla de FIAC -la famosa feria de París- como de la “gran alfombra roja del arte”, en la que uno de los grandes dilemas es “¿qué me voy a poner?”, en la que “los elegidos” entran por la puerta VIP y en la que el “baño de cultura” está tan ligado a “ser chic y fashion”. Una manera frívola y elitista de ver el arte, según todos coincidimos y que, sin embargo, copa muchos de los imaginarios  en torno al arte, convirtiéndose en un impertinente cliché prejuicioso.

Comenzamos pues por analizar los precios del arte, a raíz de las escandalosas ventas del tríptico de Lucian Freud pintado por Francis Bacon de la semana pasada comentadas el El País por Miguel Ángel García Vega, Estrella de Diego y otros. Obviamente, el mercado se está polarizando: o ni se compra ni se vende o se vende a precios altísimos inalcanzables para el ciudadano medio. Para García Vega “la clase media del coleccionismo ha muerto, sólo las inmensas fortunas aspiran a los tesoros” y creemos que esto es un error, ya que abre una brecha irreparable entre la ciudadanía y el arte. En este punto, intervino Javier Silva destacando el poco tránsito que ve en su galería, lo que María apoyó añadiendo que el público vallisoletano no está acostumbrado a comprar y que esto rompe la cadena del sistema del arte.

Lutton Gant

Lutton Gant

Por otra parte, se volvió al tema de la poca atención que el arte contemporáneo recibía de los medios de masas en la ciudad. Sin embargo, Falagán afirmó que no es necesario rogar tanta atención, que es más importante crear y producir, aunque sea a un nivel más autogestionado y underground pero autónomo y activo, lo que Marta apoyó completamente. De este modo, los medios y la administración vendrán a uno y no a la inversa.

En Valladolid faltan muchas cosas, pero lo que está claro que falta es actividad: sin actividad no hay comunicación necesaria. Así pues, se convoca a los artistas jóvenes y no tan jóvenes a manifestarse, a hacerse sentir para ver cuales son exactamente las expectativas con las que contar. Alguien añadió que sí hay movimiento, al menos a nivel de ilustración, lo que corroboramos, dada la intensa actividad de colectivos como Nos comen los nipones o el Colectivo Satélite; a la que se unen actividades como Valladolid Dibuja, Birra y Borra o Tipos Creativos, entre otros. Sin embargo, aunque se ha generado una corriente creativa febril, no se está materializando en exposiciones ni nada parecido, lo que de nuevo mantiene la brecha entre el creativo y el mercado.

Así pues, Ana, del Colectivo Punto Rojo, se aventuró a señalar la necesidad de generar y mantener una red que permitiera poner en contacto a unos y otros y que permitiera la colaboración en el tiempo. Obviamente, ese comentario encaja perfectamente con la naturaleza de #MappingArt, de modo que respondemos a las necesidades del momento de manera indudable. A raíz de este comentario surgió la pregunta de “hacia dónde va todo esto”.

Mientras unos se conforman con la creación de una plataforma online que sirva de archivo y de clasificación para los creativos, otros como Marta buscan más un espacio físico autogestionado -quizás cedido por el ayuntamiento, como ya ha sucedido en otras administraciones- en el que dar rienda suelta a la creatividad y al nacimiento de proyectos autónomos.

Está claro que, siendo el ecuador de #MappingArt, este #Meetingpoint no podía haber dado más en el clavo, por lo que agradecemos enormemente a los tres ponentes la charla de dos horas que nos brindaron así como las cañas de después… y a todos los asistentes… ¡¡de nuevo gracias!!

Reflexiones en el tiempo de descanso

La irrupción de #MappingArt Valladolid ha sido espléndida…gracias a todos los colaboradores… cada uno en su rol tienen un papel esencial del que tienen que hacerse cargo para ser partícipes reales de la acción y para apropiarse verdaderamente del espacio y redibujar con nosotros este mapa psicogeográfico. Desde la madre del niño que viene al taller de #OperaciónPalomar hasta el artista que presenta su proyecto con nosotros como Paco Villa, la abuela de la coordinadora “x” o el amigo de la coordinadora “y”, todos tienen su papel.

Vista general del espacio

María Nieto

En la inauguración tuvimos la oportunidad de explicar a un grupo heterogéneo, numeroso y variopinto, cómo funciona #MappingArt Valladolid. No es más que localizar y poner en común, generar encuentro a través de la acción, ser participativo para ejercer una ciudadanía que, de otro modo, queda relegada a un “después” absolutamente inútil e insatisfactorio. #MappingArt es arte en proceso y es ciudadanía, es política. Y queremos afrontar este hecho desde diversos puntos de vista: conociendo, conectando y construyendo con otros creativos, impulsando el arte contemporáneo en toda su multiplicidad, informando y formando a través de documentación escrita que no queremos en absoluto devaluar, no cerrándonos a localismos absurdos pero dando fuerza a aquello que está en nuestra mano y nos pertenece…

Lutton Gant

Lutton Gant

En varias ocasiones nos han preguntado ya cómo se gestiona esto y cómo nos planteamos el futuro. Los cinco componentes que coordinan #MappingArt están entregando su tiempo, su esfuerzo, sus reflexiones, su práctica y sus conocimientos en este proyecto del que obtienen una satisfacción enorme y del que esperan sacar muchos hilos a partir de los cuales seguir tejiendo una red ciudadana en torno al arte contemporáneo.

El espacio -que próximamente cambiará dadas las incompatibilidades del proyecto con la realización de otros en el mismo lugar- cambiará de forma y aspecto, quizás lo que hayamos creado plásticamente se pierda rápido, pero lo que permanecerá será nuestra acción, porque es una acción viva que pervivirá en las relaciones que se establezcan a partir de los #MeetingPoint o de #OperaciónPalomar. En realidad, podemos crear muchas cosas es muchos espacios, podemos cambiar de mesa, de sala o de sede pero nuestro objetivo y nuestra actividad será lo que tenga mayor importancia.

María Nieto

María Nieto

Tan sólo dos días han hecho falta para conectar unos con otros, dar a conocer perspectivas, posturas y proyectos, realizar críticas, desvirtualizar… ¡¡se puede hacer mucho con muy poco!!

#MappingArt no termina el día 22. #MappingArt Valladolid se irá construyendo poco a poco en cualquier lugar y con cualquier inquilino… nosotros no dejaremos que esto acabe aquí, no se trata de una táctica de ataque rápida, sino de establecer una estructura que perviva, a pesar de la precariedad y las dificultades.

María Nieto

María Nieto

Sólo esperamos que lo disfrutéis tanto como nosotros.

#MappingArt Valladolid se estrena en PechaKucha Night Valladolid

Imagen

Ayer por la tarde MappingArt se lanzó a la pista y se estrenó ante el público en un Bar Pigiama atestado de público.

Conocimos PechaKucha Valladolid con motivo de su última edición… y lo seguimos por las redes… hasta que se nos fue de la cabeza, la verdad. Pero hace unas semanas, dimos con el ultimátum lanzado por Kike de 3A Estudio, organizador del evento. Así pues, ¡nos lanzamos a la aventura! Hicimos un pequeño resumen de nuestro proyecto y lo enviamos… ¡con el resultado de ser escogidos! El día 31 de Octubre tendríamos que presentar nuestro proyecto en público… con los nervios que eso conlleva.

PechaKucha es un formato de presentación que nació en Japón y que se ha extendido al mundo entero. La fórmula es de 20×20, esto es: 20 imágenes en 20 segundos cada una, que pasan una a otra automáticamente. Parecen unos sencillos 6’40” pero entre el público y la premura, la cuestión se dificulta notablemente.

A decir verdad no tuvimos tiempo de prepararnos excesivamente, puesto que estudiar filosofía o educación infantil, examinarse de un máster de educación, ensayar con un grupo de música, trabajar para una editora de objetos de arte, pintar y organizarse con el LAVA y entre los cinco mapeadores… ¡no es tan ágil como uno desearía! Pero lo sacamos adelante… así es que Marta Álvarez presentó nuestro proyecto.

El evento empezó con Fernando Guijar y su nuevo proyecto de diseño textil; en la misma línea de explotar la creatividad está Javier Cortecero y sus “Experiencias creativas”  y en la línea de los proyectos arquitectónicos destacan el de De-pliegue de Ana Jiménez y Cintia Martín; y el de Jaime Bigeriego. También hubo proyectos de innovación como el de  Ángel Álvarez Taladriz con su “Design Thinking”, XICLO de Tran Vu Mai, Biddus de Ruth Gómez y La Manufactoría de Manuel Álvarez. El broche final, lo puso Patricia Picazo presentándonos el festival de teatro para adultos Cuentacuarenta.

Las presentaciones fueron estupendas y nos permitieron conocer nuevas formas de trabajo e iniciativas de lo más interesantes. Desde luego no se puede decir que no le estemos dando al coco.

Imagen

En cuanto a MappingArt… estamos muy muy contentos. Al público le gustó mucho la iniciativa, la entendieron y se interesaron por ella, lo que nos permitió repartir algunos dípticos… Agradecemos enormemente a Kike su trabajo, a Daniel Moyano su ayuda, así como al Bar su hospitalidad y aseguramos nuestra presencia en el próximo PechaKucha Valladolid, porque estamos en modo esponja…

Un placer conocer a tanta gente nonstop!! Queremos ver las fotos de Lutton Gant!!

Vídeo de la presentación

#MappingArt Valladolid en Pecha Kucha Night Valladolid