Segundo #MeetingPoint con tres ponentes de lujo

María Nieto

María Nieto

Podemos presumir de haber congregado a tres importantes agentes del arte contemporáneo en Valladolid en nuestro segundo #Meetingpoint. De izquierda a derecha: Javier Silva, Pedro Gallego y Julio Falagán. El primero, con un interesante y arriesgado proyecto galerístico que con poco más de un año ha logrado reconocimiento nacional forjado también a base de colaboraciones a nivel local y de artistas jóvenes. El segundo, director de La Gran, con otro importante proyecto que busca acercar el arte contemporáneo a los bolsillos interesados pero poco habituados a gastos estratosféricos. Por último, Falagán, un artista joven que conoce las dificultades que debe pasar el creador vallisoletano: reconocido a nivel local y nacional, con obra en importantes colecciones y con premios y becas en el extranjero que hacen de su obra algo aún más rico si cabe. Sin embargo, él no hace distinciones entre la llamada alta y la baja cultura, bebiendo de ambas tanto a nivel creativo como expositivo.

Tres proyectos artísticos por tanto, relevantes para #Mappingart, que busca a la institución tanto como a lo underground.

Como la vez anterior, el debate comenzó algo frío, con las presentaciones realizadas por María Nieto y Marta Álvarez. Sin embargo, poco a poco se fue calentando y el público intervino sin cesar. Tanto que, como en la otra ocasión, cuando tuvimos que echar el cierre, muchos se quedaron con la palabra en la boca… a todos ellos les damos las gracias por hacer más vivo y más real este #meetingpoint, que sólo con dichas intervenciones tiene sentido.

Lutton Gant

Lutton Gant

La sesión comenzó con un vídeo propuesto por Pedro Gallego de la modelo Adriana Abascal que habla de FIAC -la famosa feria de París- como de la “gran alfombra roja del arte”, en la que uno de los grandes dilemas es “¿qué me voy a poner?”, en la que “los elegidos” entran por la puerta VIP y en la que el “baño de cultura” está tan ligado a “ser chic y fashion”. Una manera frívola y elitista de ver el arte, según todos coincidimos y que, sin embargo, copa muchos de los imaginarios  en torno al arte, convirtiéndose en un impertinente cliché prejuicioso.

Comenzamos pues por analizar los precios del arte, a raíz de las escandalosas ventas del tríptico de Lucian Freud pintado por Francis Bacon de la semana pasada comentadas el El País por Miguel Ángel García Vega, Estrella de Diego y otros. Obviamente, el mercado se está polarizando: o ni se compra ni se vende o se vende a precios altísimos inalcanzables para el ciudadano medio. Para García Vega “la clase media del coleccionismo ha muerto, sólo las inmensas fortunas aspiran a los tesoros” y creemos que esto es un error, ya que abre una brecha irreparable entre la ciudadanía y el arte. En este punto, intervino Javier Silva destacando el poco tránsito que ve en su galería, lo que María apoyó añadiendo que el público vallisoletano no está acostumbrado a comprar y que esto rompe la cadena del sistema del arte.

Lutton Gant

Lutton Gant

Por otra parte, se volvió al tema de la poca atención que el arte contemporáneo recibía de los medios de masas en la ciudad. Sin embargo, Falagán afirmó que no es necesario rogar tanta atención, que es más importante crear y producir, aunque sea a un nivel más autogestionado y underground pero autónomo y activo, lo que Marta apoyó completamente. De este modo, los medios y la administración vendrán a uno y no a la inversa.

En Valladolid faltan muchas cosas, pero lo que está claro que falta es actividad: sin actividad no hay comunicación necesaria. Así pues, se convoca a los artistas jóvenes y no tan jóvenes a manifestarse, a hacerse sentir para ver cuales son exactamente las expectativas con las que contar. Alguien añadió que sí hay movimiento, al menos a nivel de ilustración, lo que corroboramos, dada la intensa actividad de colectivos como Nos comen los nipones o el Colectivo Satélite; a la que se unen actividades como Valladolid Dibuja, Birra y Borra o Tipos Creativos, entre otros. Sin embargo, aunque se ha generado una corriente creativa febril, no se está materializando en exposiciones ni nada parecido, lo que de nuevo mantiene la brecha entre el creativo y el mercado.

Así pues, Ana, del Colectivo Punto Rojo, se aventuró a señalar la necesidad de generar y mantener una red que permitiera poner en contacto a unos y otros y que permitiera la colaboración en el tiempo. Obviamente, ese comentario encaja perfectamente con la naturaleza de #MappingArt, de modo que respondemos a las necesidades del momento de manera indudable. A raíz de este comentario surgió la pregunta de “hacia dónde va todo esto”.

Mientras unos se conforman con la creación de una plataforma online que sirva de archivo y de clasificación para los creativos, otros como Marta buscan más un espacio físico autogestionado -quizás cedido por el ayuntamiento, como ya ha sucedido en otras administraciones- en el que dar rienda suelta a la creatividad y al nacimiento de proyectos autónomos.

Está claro que, siendo el ecuador de #MappingArt, este #Meetingpoint no podía haber dado más en el clavo, por lo que agradecemos enormemente a los tres ponentes la charla de dos horas que nos brindaron así como las cañas de después… y a todos los asistentes… ¡¡de nuevo gracias!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s